Datos personales

Viaje a Tenerife-Lanzarote (9 días): Foro de Relatos de Viajes

Seguidores.

Entre los archivos incautados al comisario Villarejo se ha localizado un apunte escrito en clave en el que el policía encarcelado reflejaba una cita con Dolores Delgado, entonces fiscal de la. Reseña ¿Qué es la lluvia roja? ¿Por qué bostezamos? ¿En qué consiste la hipótesis de Riemann? ¿Qué es la materia oscura? ¿Cómo nos afectan los alucinógenos?

anÉcdotas y virtudes, iii. julio eugui. agradecimiento. alegrÍa. amor a dios. Ángeles custodios. apostolado. caridad. castidad. cielo. comuniÓn de los santos.

Se supone que los anestésicos se disuelven en la membrana de las neuronas y cambian así sus características. A pesar de sus diversas formas de proceder en el cerebro, los efectos de las distintas sustancias se parecen de una manera sospechosa.

En teoría se podría pensar que primero falla el sentido del gusto, luego la pierna derecha y finalmente el pensamiento lógico, aunque la capacidad de quejarse al médico se mantiene durante todo el tiempo. Hasta ahora no se ha conseguido aislar ninguna sustancia de este tipo, pero bien puede ser que los anestésicos se limiten a poner en marcha un mecanismo, ya existente, surgido de forma evolutiva.

Así se observa también que los distintos anestésicos frenan la actividad de zonas diferentes del cerebro: El hecho de que la investigación haya progresado en ciento cincuenta años de una manera poco apreciable no se debe o, al menos, no en primer lugar a que los anestesistas dediquen demasiado tiempo a jugar al golf y demasiado poco a investigar.

En realidad serían los especialistas de otras disciplinas quienes tendrían que averiguar primero cómo funcionan la consciencia, el dolor y el sueño. Dícese de quien cambia su nombre para estar lejos del frente. Las anguilas han conseguido siempre, desde hace siglos, mantener fuera de nuestra vista sus condiciones de vida. Sin embargo, todos sabemos que es posible verlas en muchos lugares al menos ahumadas , y tampoco falta una gran cantidad de ambiciosos investigadores que se dedican a observar estos animales.

Hasta muy avanzada la edad moderna estuvieron circulando otras teorías que no eran menos absurdas; así, en todavía se decía que las anguilas, para reproducirse, se enrollaban en forma de huso alrededor de un tallo de junco y se excitaban con el balanceo de esta planta.

De todos modos, lo que sí se conocía desde tiempos remotos era la migración de la anguila: En , el italiano Carlo Mondini descubrió los ovarios de la anguila y así supo que la anguila hembra, como cualquier otro pez razonable, pone huevos para contribuir a la conservación de su especie.

Pasaron casi cien años hasta que se descubrieron los órganos sexuales masculinos. El biólogo Simon von Syrski, que era de Trieste, descubrió dos pequeños órganos en forma de lóbulo y los identificó acertadamente como los testículos de la anguila, pero surgió un misterio para los investigadores de entonces: En la misma época, Sigmund Freud, que era todavía estudiante de zoología, estudió también los testículos de la anguila.

Algunos creen que así hacía frente a sus propios problemas sexuales: Hacia finales del siglo XIX, se dio un importante paso hacia delante. Los biólogos Yves Delage y Giovanni Batista Grassi demostraron de forma concluyente que un ser marino plano y transparente, llamado Leptocephalus brevirostris y considerado hasta entonces como una especie independiente, no era sino la larva de la anguila de río.

La explicación del origen de esas larvas se la tenemos que agradecer sobre todo al danés Johannes Schmidt. Lo raro es que nadie haya intentado nunca establecer una relación entre los desastres navales y la reproducción de las anguilas. He aquí todo lo que creemos saber actualmente sobre la vida de la anguila: Todas las angulas supervivientes, y aquí comienza la parte de la vida de este animal que es conocida desde hace mucho tiempo, se desarrollan hasta llegar a su forma adulta, llamada anguila, y este proceso tiene lugar en los ríos de agua dulce de Europa.

En este punto podemos saltarnos muchos años de la vida de la anguila, porque durante ellos no sucede nada especial. La anguila adulta vive como pez entre muchos otros peces, aunque algunas acaban entretanto ahumadas, pero a las que se libran de este destino les llama una voz misteriosa para que vuelvan a dirigirse al mar cuando tienen cinco, diez e incluso veinte años de edad.

En su camino hacia la costa no hay quien las pare, ni los diques, ni la tierra. Durante el viaje hacia el océano se produce una interesante transformación: A continuación empieza la parte misteriosa de la vida de las anguilas.

Otras expediciones descubrieron anguilas plateadas en el mar de los Sargazos, pero pronto las perdieron de vista. De camino hacia allí, producen los machos por fin el esperma que Sigmund Freud y otros buscaron tan afanosamente.

Tras llegar a su destino, las hembras tendrían que realizar el desove de la freza que las anguilas macho fecundarían, para que la reproducción se llevara a cabo finalmente. En cualquier caso, ésta es sólo la teoría, ya que, a pesar de los enormes esfuerzos realizados, nadie ha podido observar todavía este importante proceso en el medio natural. Sin embargo, nunca hasta ahora se han encontrado sus esqueletos, y no se sabe de la existencia de cementerios de anguilas.

Hoy en día nadie cree ya que las anguilas salen simplemente del barro. Todas las investigaciones sobre la reproducción animal indican que debe existir una cierta proximidad en el espacio entre los padres y los hijos, por lo menos al principio.

Sin embargo, en el caso de las anguilas no hay prueba de que se establezca relación alguna entre las distintas generaciones. Al parecer, las pequeñas larvas de anguila surgen de la nada. Al mismo tiempo los adultos desaparecen sin dejar rastro en el mar de los Sargazos.

Esto es un gran misterio. Los investigadores tienen que sentirse como esos niños pequeños que, aunque saben que la hipótesis de la cigüeña es falsa, no tienen, sin embargo, idea alguna sobre la procedencia de los bebés. Una solución del problema que durante mucho tiempo ha estado ampliamente difundida pone en duda la existencia de las anguilas europeas. Tucker aventuraba en la teoría de que el camino de regreso al mar de los Sargazos era demasiado largo, por lo que ninguna anguila que viviera en Europa conseguiría volver a los lugares de desove.

En lugar de esto, las anguilas de Europa tendrían que descender de sus colegas americanas, que en cualquier caso sí se reproducirían en el mar de los Sargazos. Aunque esta hipótesis fue descartada tras largas discusiones las anguilas europeas y las americanas muestran diferencias genéticas claras y, por lo tanto, han de ser consideradas como dos especies distintas , dejó tras de sí interesantes conclusiones: Aunque estas anguilas perdieron una quinta parte de su peso corporal, recorrieron, en una hazaña asombrosa, una distancia maratoniana de 5.

Después de esta penosa prueba, en vez de subir al podio de los vencedores, los pobres animales acabaron en una mesa de disección. No se sabe cómo consiguen nadar durante tanto tiempo, pero con este experimento parece probado que pueden hacerlo.

Por otra parte, han surgido unas ligeras dudas sobre si es correcto decir que todas las anguilas europeas de agua dulce pertenecen genéticamente a la misma especie, y si por consiguiente pueden aparearse entre sí y perseguir los mismos objetivos vitales que desde hace cien años se han dado por supuestos, incluidas las zonas de desove. Desde siempre hay también mucho campo para los mitos sobre la fertilidad, las divinidades con forma de anguila y las especulaciones sobre la telequinesia en los peces.

La investigación sobre las anguilas podría mantener su impulso en el futuro a causa de la también misteriosa disminución de la población de angulas. Pero, dado que las angulas son un factor de la economía, hay esperanza de salvación. Aunque de las anguilas se podría esperar incluso que un día desaparecieran de la Tierra sin motivo aparente.

Hagamos una precisión anticipada: En los juegos olímpicos se observa a menudo que algunos deportistas de elite inmediatamente antes de la prueba decisiva bostezan ampliamente.

Pero no se sabe por qué esto es así, ni qué es el bostezo. Se ha observado en muchos vertebrados, entre otros en peces, aves, serpientes, elefantes e innumerables animales de otras especies.

El proceso de bostezar es desencadenado evidentemente por un cóctel de hormonas a merced de las cuales nos encontramos todos. Las personas sanas bostezan con mayor frecuencia poco después de despertarse y poco antes de dormirse.

Otros seres vivos, como las ratas macho, tienen a veces una erección mientras bostezan. Entre los monos, el bostezo acompañado de un gesto de mostrar los dientes se considera una amenaza, cosa que llamó la atención de Darwin. Como ya hemos mencionado, el bostezo es contagioso, no sólo entre los seres humanos, sino al menos también entre los chimpancés y los macacos, pero no entre los bebés.

Los hombres bostezan probablemente con mayor frecuencia que las mujeres y, en casos excepcionales, un bostezo demasiado amplio puede producir una dislocación de la articulación de la mandíbula. En cualquier caso, la investigación sobre el bostezo rara vez es aburrida. A menudo se dice que la causa de los bostezos es una escasez de oxígeno. En todo caso, estas sencillas reflexiones sobre lo que es plausible suscitan ligeras dudas: Esto tendría que comprobarlo la ciencia, y es precisamente lo que hizo el psicólogo Eichard Provine con sus colaboradores a finales de la década de Finalmente, comprobaron también si la actividad deportiva provoca bostezos.

El resultado fue en todos los casos claramente negativo: Así es como hay que investigar: Su colega Ronald Baenninger aporta algunos datos justificativos de la segunda hipótesis. Pidió a las personas sometidas a la prueba que llevaran durante todo el día unas pulseras sensibles al movimiento y que comunicaran cada bostezo a este aparato pulsando un botón.

El resultado fue que los bostezos precedían generalmente a las fases de gran actividad. Posiblemente algunos animales se comportan de una manera parecida: El problema es que los combatientes siameses no se dejan poner una pulsera. Puede ser que al abrir la boca se bombee al cerebro un aporte suplementario de sangre y de esta manera aumente la concentración. Si esto fuera cierto, el bostezo sería una especie de arranque de motores en el cerebro.

Por eso es también muy normal que al leer sobre la investigación de los bostezos uno tenga que contenerlos frecuentemente. Un grupo de trabajo germano-finlandés realizó esta prueba y halló indicios de la causa del bostezo contagioso: Por eso se especula con la posibilidad de que se trate de un mecanismo muy antiguo que eventualmente se pone en marcha para la comunicación entre los individuos de un grupo y para la sincronización de comportamientos colectivos.

En cambio, el investigador de neurociencias Steven Platek y su grupo llegaron a otra conclusión después de realizar un experimento sobre el bostezo. También en este caso se les mostraron vídeos de bostezos, y se produjo el efecto esperado: De hecho, al bostezar se activaban zonas del cerebro que supuestamente desempeñan un papel en la generación de empatía.

El gran problema lo plantea el hecho de que el bostezo se produce en contextos muy diferentes. Por una parte, se podría pensar que hay un componente físico: Pero, por otra parte, el bostezo parece tener un componente social y comunicativo, tanto si se produce por empatía, como si se trata de sincronizar acciones.

En este contexto el bostezo contagioso desempeña probablemente un papel importante. Asusta pensarlo, pero es evidente que sostenemos conversaciones de manera inconsciente mediante los bostezos.

Por otra parte no podemos impedirlo, aunque nos pongamos la mano delante de la boca. A pesar de ello, el cerebro es lo bastante listo como para darse cuenta de que el otro bosteza. El bostezo parece una h curiosa existencia un nuevo componente singular. El que tiene cien pies llega antes a la ruina. Sentencia de Asia Oriental. Tener ciempiés como animales de compañía es seguramente un hobby poco corriente. Desde hace muchos años, sufridos seres humanos de todo el mundo se quejan de que ejércitos enteros de ciempiés invaden cada año sus casas.

El mundo desconoce por qué los ciempiés nombre científico: Diplopoda se comportan así y por qué por lo menos no piden permiso antes. En realidad, la región de Rüns, en el estado de Vorarlberg, no es especialmente llamativa; como en muchos otros pueblos, hay un estanque, una iglesia, una zona industrial y una señal de entrada en el municipio.

Sin embargo, por lo menos en tres casas y la tendencia es ascendente a finales de verano se puede observar algo curioso: Cada día, los propietarios de la casa barren cientos de ciempiés de las paredes. Inicialmente tiene una la esperanza de que se trate de una peculiaridad de la región de Vorarlberg, pero la pierde en cuanto le echa un vistazo al informe elaborado por el experto Klaus Zimmermann, de Dornbirn.

Pero eso es tan sólo la punta del iceberg, un iceberg marrón oscuro y hormigueante, pues se han documentado fenómenos similares en Suecia, Inglaterra, Chequia, Malasia y otros países.

En la década de , Hugh Scott realizó minuciosas observaciones de las invasiones de ciempiés. Scott vivió relativamente tranquilo en su casa de Inglaterra durante catorce años hasta que, en la primavera de encontró los primeros ciempiés en el invernadero.

Una noche se colaban por el resquicio de alguna puerta y a la mañana siguiente ya trepaban por paredes y escaleras, hasta que Mr. Scott los mataba y los archivaba.

Pero en el año el asunto se salió de madre: Durante muchas noches de abril, entraban en la casa entre diez y treinta nuevos inquilinos. Ni Scott ni el resto de mundo científico han sido capaces de encontrar la causa de este fenómeno. Partiendo del hecho de que en las casas afectadas se hallan sobre todo animales maduros, se supone que se trata de migraciones masivas de apareamiento. Otros científicos aseguran que los animales buscan un lugar apropiado para el desove, aunque eso no explicaría que los machos tomen también parte en la migración.

Sea como fuere, Hugh Scott no relacionó su presencia en modo alguno con la humedad, sino con la temperatura. En realidad, casi todas las teorías fracasan ante la arbitrariedad con que los ciempiés eligen los días en que salen de excursión y sus objetivos. Un biólogo inglés llamado John Cloudsley-Thompson, que en la década de publicó una monografía sobre arañas, ciempiés y cochinillas, observó algunos paralelismos entre la aparición masiva de diferentes insectos, por ejemplo las nubes de langostas: Para ello habría que encontrar varias personas de buena voluntad que se prestaran a compartir su casa con unos cientos de ciempiés unas semanas al año.

Tampoco puede ser tan difícil. En cualquier caso, en Róns, en Vorarlberg, la gente piensa de otra forma. Desde otoño del , Klaus Zimmermann aplica un nuevo método: Sólo por la presión del aire, el animal se adhiere al objeto que escala. Si se pregunta a los expertos por qué se pega realmente la cinta autoadhesiva, se obtienen unas respuestas sospechosamente evasivas.

En el caso de los pegamentos de tubo que luego se endurecen, hay que tener en cuenta algunas variantes: Cuando la adherencia se hace por difusión se mezclan los varios cientos de moléculas superiores del pegamento y de la superficie donde se ha de pegar.

Otra posibilidad son los enlaces químicos entre los materiales que se pegan. Tampoco se comprenden todavía algunas adherencias que se producen en la naturaleza; hasta ahora no se ha sabido exactamente cómo se adhieren los moluscos a superficies mojadas o cómo se fijan directamente bajo el agua, lo cual es un desafío extremo para cualquier sustancia adhesiva. Otras preguntas se refieren a los llamados materiales autoadhesivos, como es el caso de la cinta autoadhesiva o los papelitos del post-it.

Se pegan al instante, sin necesidad de secarse o fraguar. Este efecto se atribuye sobre todo a las fuerzas de Van der Waals. Un pegamento que fluya llenando todas las oquedales hace que también las superficies desiguales se pongan en contacto de esta manera. Las fuerzas de unión de este tipo no se deterioran, por lo que las pegatinas que se ponen en las ventanas o el papel transparente para conservar alimentos se pueden pegar y despegar del cristal todas las veces que se desee.

Las fuerzas de Van der Waals son muy del gusto de los expertos en sustancias adhesivas, porque para investigarlas reciben una salamanquesa en sus laboratorios. Este animal posee una indudable y envidiable habilidad para pegarse, despegarse y pegarse de nuevo; es capaz de colgarse del techo con un solo dedo y quedarse así mientras se balancea, y de agarrase con un solo pie para detener su caída. En este caso las fuerzas capilares se basan en el hecho de que hay agua en los diminutos huecos que quedan entre las moléculas de la salamanquesa y las de la pared; para ello basta con que el aire tenga una humedad algo elevada.

Dado que ambas fuerzas son tan débiles, nos reiríamos de cualquiera que tuviera la idea de inventar una salamanquesa, pero por suerte este animal ya existe.

En cualquier caso, un francés especializado en sustancias adhesivas, Cyprien Gay, pone en duda esta teoría. Una manera posible de salvar la situación es recurrir a lo que se llama viscoelasticidad: La razón por la que la curva tiene este aspecto y no otro no se puede explicar recurriendo a las fuerzas de Van der Waals. La teoría de la cavitación, que Cyprien Gay presentó junto con Ludvik Leibler en , podría dar respuesta a ambas preguntas.

Si es correcta la teoría de la cavitación, las pequeñas burbujas ofrecen resistencia en un principio a causa de la disminución de presión, hasta que se dilatan tanto que acaban deshaciéndose.

Entonces sólo queda ya superar la resistencia de las fibras del pegamento. El biólogo estadounidense Kellar Autumn calculó que una salamanquesa tokay situada en una pared podía transportar kilos de peso. Sólo que no quiere hacerlo. Pero las patas de la salamanquesa son nanoestructuras, y como tales un poco complicadas de fabricar. En condiciones normales, ya es bastante difícil no perder de vista las cosas. Supongamos que cada una de las estrellas que vemos en el cielo es una sola casa iluminada.

Dado que todos ellos se encuentran muy lejos, al mirarlos con el telescopio, incluso los de mayor tamaño parecen sólo manchas de niebla desvaídas y esféricas. El principio general relativo al origen de estas agrupaciones de estrellas es, sin embargo, conocido: Si se destruye ese equilibrio, por ejemplo, comprimiendo repentinamente la nube, entonces vence la gravedad y la nube se hunde bajo su propio peso; y surgen agrupaciones de estrellas. Desde hace tiempo se sospecha que las grandes galaxias elípticas podrían originarse por la fusión de dos galaxias espirales.

La respuesta que posiblemente sea acertada, la dieron los norteamericanos Keith M. Ashman y Stephen E. En la década de , el modelo de Ashman-Zepf despertó las simpatías de muchos expertos, sobre todo por dos razones. Por otro lado, sin embargo, la teoría de Ashman-Zepf tiene que luchar con algunas dificultades. Chocan unas con otras, se despedazan, se fusionan entre sí y se devoran mutuamente; todos estos comportamientos pueden observarse actualmente con los telescopios adecuados.

Las primeras estrellas del universo surgieron probablemente como unas grandes nubes de gas y materia oscura, que pudieron ser las precursoras de las galaxias. Este suceso, que se produciría algunos cientos de millones de años después del big bang , marca el final de los tiempos oscuros del universo.

Probablemente fue la luz de la primera estrella la que calentó el hidrógeno, generando así ondas longitudinales que se propagaban a través de la nube de gas, como cuando se arroja una piedra al agua que antes estaba en reposo. Se limitan a pedir mejores juguetes: Pomperipossa lo oyó por primera vez cuando una amiga le preguntó un día: La curva de Laffer, bautizada con el nombre del economista estadounidense Arthur B.

Es indiscutible la verdad de un dicho muy antiguo: Los vampiros tienen un problema parecido. Si le chupan demasiada sangre a su víctima, ésta se les muere, y se acaba una fuente barata de recursos alimenticios.

Hasta hace poco, esto producía el efecto deseado, dentro de lo posible: En , cuando el gobierno federal aumentó el precio de cada cigarrillo en un 1,2 por ciento mediante una reiterada subida del impuesto, se preveían unos ingresos adicionales de unos mil millones de euros. Un año después estaba claro que había sucedido justo lo contrario. De repente, las arcas del Estado recibieron menos dinero por el impuesto del tabaco, y el Ministerio de Economía reconoció un déficit de varios cientos de millones de euros.

Fuera cual fuese la causa, la subida de impuestos produjo paradójicamente una pérdida de ingresos. Hay que empezar por hacer unas consideraciones sencillas. Si el tipo impositivo es cero, o sea, si no se recaudan impuestos, el Estado no ingresa cantidad alguna.

Éste es el primer punto de la curva de Laffer: De seguir así, se supone que con unos tipos impositivos del cien por cien, es decir, si cada ciudadano entrega todos sus ingresos al Estado, no es de esperar recaudación tributaria alguna.

Sólo trabajarían un par de idealistas o de locos, bien porque no son capaces de hacer las cuentas, o porque les encanta bajar a la mina. Los ciudadanos preferirían dedicarse a actividades ilegales, emigrar, mendigar, quedarse en la cama y morirse de hambre, pero nadie querría trabajar legalmente y pagar impuestos, para acabar en cualquier caso muriéndose de hambre.

El punto inicial y el punto final alcanzan el cero. Así es la curva de Laffer en un caso ideal. Si el Estado exige unos impuestos demasiado elevados, disminuyen sus ingresos. La idea fundamental en que se basa la curva de Laffer no es en absoluto nueva. En cualquier caso, Laffer entiende esas palabras como un llamamiento a la reducción de impuestos. El concepto de curva de Laffer surgió en como consecuencia de un encuentro, ahora casi legendario, entre Laffer, que entonces era profesor de la Universidad de Chicago, y representantes de Gerald Ford, que por aquel tiempo era presidente de Estados Unidos.

Estaba presente, entre otros, Dick Cheney como representante de Donald Rumsfeld, que en aquel momento era jefe de Estado Mayor de la Casa Blanca, aunque hay quien dice que el propio Rumsfeld participó en la reunión. Aunque Cheney y Rumsfeld quedaron bastante impresionados, Ford no aceptó la propuesta. Sin embargo, esta forma ideal de la curva no deja de ser un invento y posiblemente no tenga nada que ver con la realidad. Por lo tanto, los ingresos del Estado procedentes del impuesto sobre la renta no sólo dependen de los tipos impositivos, sino también de la cantidad de personas que estén trabajando y de las remuneraciones de estas personas.

En conjunto, lo que surge aquí es una estructura compleja e intrincada. Con otro modelo algo diferente, Paul Pecorino calculó en un tipo impositivo óptimo que se situaba entre el 60 y el 70 por ciento. En un trabajo del año , Don Fullerton obtuvo un tipo impositivo óptimo del 79 por ciento. Es desconcertante la diferencia de cifras.

Entre otras cosas, llegaron a la conclusión de que la economía reacciona de una forma muy sensible ante los cambios fiscales y que las bajadas de impuestos pueden en parte autofinanciarse. Sin embargo, es difícil predecir en qué medida sucede esto. La simulación realista de una economía nacional es una tarea difícil.

Con nuestros sistemas impositivos hemos creado a través de los siglos un monstruo de muchas patas que ahora es difícil de domar. En las publicaciones de Laffer relativas a su curva aparecen pruebas detalladas que justifican su teoría y que se refieren sobre todo a sucesos de la historia reciente de Estados Unidos. Entre otros, se discuten los programas de reducción de impuestos que se aplicaron en tiempos de John E Kennedy en la década de y de Ronald Reagan en la de En ambos casos se observan claros indicios de que la bajada de impuestos tuvo efectos positivos en el crecimiento económico, aunque no era éste el objetivo.

En realidad, sí lo era el aumento de los ingresos fiscales del Estado, pero esto no se consigue justificar con claridad. Puede suceder que los consumidores alemanes compren menos ketchup americano porque en ese momento aparezca una nueva marca barata de ketchup en los comercios de Alemania.

Un buen ejemplo es el caso del tabaco, que ya hemos mencionado anteriormente: Esto lleva inmediatamente a preguntarse hasta qué punto el Estado puede inmiscuirse en las vidas de sus ciudadanos. Sea cual fuere la respuesta que se dé a esta pregunta, el debate sobre la curva de Laffer puede ser al final totalmente irrelevante.

Esta idea nos lleva directamente a una crítica general del exceso. Comer es necesario para la vida y parece en principio una buena idea; sin embargo, cuando se practica en exceso es malo para la salud y produce una degeneración adiposa. Los medicamentos son beneficiosos cuando no se toman en sobredosis.

Las sanciones tienen en el mejor de los casos un efecto educativo, si se aplican en la medida adecuada, ni mucho, ni poco. No obstante, Alexander Solzhenitsin lo ve de otra manera y afirma que las penas de prisión que duran menos de veinticinco años sólo sirven para embrutecer al individuo, pero, sin embargo, todas las que superan ese tiempo contribuyen a hacer personas honestas.

Esperemos que a nadie se le ocurra trasladar esta filosofía al sistema impositivo. El dinero es en realidad una cosa sencilla: Si no se tiene, hay que dedicarse a recoger chatarra. Para los expertos la cosa es diferente. El periodista francés Marcel Labordére, que trabajaba en prensa financiera, escribió lo siguiente en la década de El experto en economía política Hans-Joachim Jarchow en su libro de texto Geldtheorie explica lo siguiente: Ésta es una pregunta con la que los expertos hacen trampas para no tener que dar una respuesta.

Otros parten de la idea de que el dinero surgió por cargas sobre la propiedad, es decir, habría sido al principio un pagaré que se tenía que presentar para recuperar una propiedad pignorada. Después de la segunda guerra mundial, sólo dos países siguieron teniendo una divisa cubierta por el oro: Estados Unidos hasta y Suiza hasta Por supuesto, sólo se recuerda cuando se trata de comprender ese fenómeno llamado dinero.

Y es así como sucede, por lo que surgen distintas masas monetarias que se designan desde MO hasta M3. Un caso así son las acciones. El Deutsche Bundesbank dice: Los críticos de las distintas masas monetarias plantean la objeción de que tiene tanto sentido contabilizar conjuntamente dinero y saldos activos, como sumar manzanas con dibujos de manzanas que uno ha prestado a otras personas.

El dinero es solamente aquello que por ley ha de ser aceptado como medio de pago, es decir, monedas y billetes de banco.

También se discute, por lo tanto, si los bancos, cuando prestan dinero, crean un dinero que antes no existía. Cuando alguien lleva euros al banco, éste lo presta a otros clientes, y no sólo una vez, sino tantas que al final se produce un total de euros. Alan Greenspan, que fue durante muchos años presidente del banco emisor estadounidense, explicaba en una entrevista: Hace años que intentamos hallar indicadores para esto.

El criterio que aplicamos aquí es que, con ayuda de dichos indicadores, se podría predecir la dirección del desarrollo económico y financiero. Lamentablemente hasta ahora no lo hemos conseguido con ninguno de los indicadores que hemos inventado […]. Esto no significa que el dinero no nos parezca importante; se trata sólo de que nuestros métodos de medición eran insuficientes. El ensayista Helmut Creutz estima que en la década de sólo circulaba un tercio escaso de la cantidad total de marcos alemanes emitidos.

Al parecer, el resto estaba metido en las huchas y en los cofres de dinero negro, o se había llevado al extranjero: Cinco años después de la implantación del euro seguían faltando catorce mil millones de marcos alemanes, que posiblemente no habían desaparecido en sumideros, lavadoras o pozos de la suerte.

En el keynesianismo y el post-keynesianismo se supone que la política monetaria tiene influencias claras y duraderas en la economía real. Finalmente, en la década de Milton Friedman fundó el monetarismo: Hoy en día nadie cree ya en una total neutralidad del dinero, pero por desgracia esto responde a motivos diferentes y tiene distintas consecuencias.

Con sólo dar un par de vueltas de tuerca al sistema, se conseguiría poner a raya la explotación, la distribución injusta de la riqueza e incluso la guerra. Capítulo 12 Einemsen 7. Lo que las ranas tienen por dentro es como un libro con siete sellos.

Por supuesto, les da igual que en consecuencia se tenga que malgastar a lo tonto un dinero que se destina a la investigación biológica. Este frotamiento se ha observado también en jóvenes cuervos domesticados, sin que se lo hubieran enseñado antes otros cuervos mayores que ellos.

Pero no sólo las aves practican este deporte tonto, sino que también se ha observado en ardillas y especialmente en las ranas. El investigador especializado en ranas Martin Eisentraut describió en este comportamiento con todo detalle: Surge así un estado de excitación creciente y el animal segrega abundante saliva, que mediante los movimientos de masticación se convierte en una masa espumosa.

La excitación sólo empieza a disminuir cuando ya ha escupido varias veces. En los experimentos se ha conseguido que las ranas realicen este proceso utilizando en ellos pegamento, tabaco, sudor, jacintos, perfume, jabón, tinta de imprenta, tintura de valeriana, tejidos animales en putrefacción, piel de sapo, otra rana, humo de cigarro y olor de barniz.

Pero, bueno, lo que seguramente los animales tampoco comprenden del todo es por qué nosotros nos desmayamos de entusiasmo. Actualmente se conocen en total entre cuatro y cinco mil objetos con inscripciones, entre los que hay vasijas, fragmentos de barro, sellos de piedra y metal, amuletos, placas de cobre, armas y herramientas.

Sin embargo, la escritura no se ha podido descifrar y el lenguaje utilizado sigue siendo desconocido. A pesar de esto, sería muy interesante saber en qué idioma se escribieron las inscripciones, si es que se trata de un idioma. Hacia el final de la línea se estrechan a veces, como si el autor no hubiera querido separar una palabra. Todo lo que se necesita es tener buenos conocimientos de algunas lenguas muertas y un poco de paciencia. Al nacer, los seres humanos son diminutos, pero al cabo de pocos años llegan a tener un tamaño que hace difícil imaginarse cómo en otro tiempo ese niño pudo caber todo él en el vientre de su madre.

Después de unos veinte años, la mayoría de nosotros llega a tener una altura que varía entre ciento cincuenta centímetros y dos metros. El proceso de crecimiento que tiene lugar durante esos años se produce de manera furtiva y sólo se observa de forma indirecta en las rayas marcadas en la puerta de la cocina. Se desconoce gran parte de lo que sucede durante el crecimiento, por lo que este proceso no se comprende del todo.

Sobre todo se plantea la pregunta relativa a qué es lo que determina finalmente la altura de una persona. Para la altura definitiva de una persona es importante su predisposición genética, que queda establecida de manera fija al crearse un nuevo ser humano. La herencia tiene importancia sobre todo al considerar casos individuales significativos: No obstante, si se manejan las alturas medias de pueblos completos, desaparecen ampliamente esas diferencias individuales.

La medida en que la estatura corporal media de un gran grupo de población es independiente de los genes, se puede constatar al comparar dos grupos tomados como muestra que, por término medio, presenten parecidas condiciones genéticas, pero hayan estado separados el uno del otro durante largo tiempo. Dado que los norcoreanos y los surcoreanos no han podido tener en unas pocas décadas un desarrollo genético diferenciador, han de existir otros factores que sean responsables de la diferencia de estaturas.

Actualmente se acepta mayoritariamente que la herencia sólo establece el límite superior de la altura. Como todos los seres vivos, las personas crecen sólo si se les suministran sustancias a partir de las cuales pueden construir nuevas células: Las enfermedades, por ejemplo, frenan el crecimiento, porque el niño utiliza sus fuerzas en otra lucha y apenas le queda energía para crecer.

Por lo tanto, es evidente que la prevención de las enfermedades desempeña un papel importante en el crecimiento, luego hay que suministrar vacunas a los niños, hay que hacerles reconocimientos preventivos y hay que vigilar regularmente su salud. Se cuenta que Maria Colwell, una niña inglesa nacida en la década de , dejaba de crecer cuando la dejaban con sus padres, porque con ellos lo pasaba mal. Si la llevaban al hospital, empezaba a crecer inmediatamente.

Ambos existen sólo en los libros, por lo que su opinión no tiene demasiado peso. Recordemos lo anteriormente dicho: Su objetivo no es sólo descubrir las causas del crecimiento, sino, una vez que éstas se conocen, utilizar las estaturas corporales como indicador de la calidad de vida de las personas. Se trata de una tarea importante, porque para incrementar la felicidad y el bienestar de la humanidad, es necesario primero encontrar un modo de determinar estas magnitudes difícilmente mensurables.

Se partía simplemente de la idea de que a las personas les iría mejor si aumentaba el producto nacional bruto. Por desgracia, muchos factores extraordinariamente importantes para la calidad de vida, como el índice de delincuencia, la seguridad del puesto de trabajo o la cercanía a la piscina, dependen sólo muy indirectamente de los meros datos económicos. Esto tiene una ventaja importante: En muchos casos es indiscutible la relación entre el nivel de vida y la estatura de las personas.

Basta con pensar que la estatura media en la mayoría de los países del llamado primer mundo ha aumentado continuamente desde que comenzó la industrialización. Por otro lado la estatura media se reduce claramente en tiempos de guerra y destierro, como sucedió, por ejemplo, durante la Guerra Civil Americana. También las diferencias sociales se hacen notar: Finalmente, el crecimiento deficiente de los niños de Corea del Norte se puede achacar evidentemente al hambre y a la quiebra económica. Sin embargo, hay excepciones importantes que ponen de manifiesto la gran cantidad de factores diferentes que intervienen en el crecimiento físico de los seres humanos.

No faltan en absoluto explicaciones plausibles. En esta región, la aparición del ferrocarril fue responsable del retroceso en estatura corporal, pero sólo en las zonas rurales situadas en el entorno cercano de la capital.

Precisamente la proteína de la leche de vaca tiene una importancia especial en el proceso de crecimiento. En algunas zonas se observa una clara relación entre la estatura física y la cantidad de vacas por habitante.

Aunque el ferrocarril y las vacas mejoran la calidad de vida, en determinadas circunstancias la acción conjunta de estos dos factores ocasiona una reducción de la estatura en las personas.

Por esta razón, los críticos de la auxología, por ejemplo la economista estadounidense Mary Eschelbach Hansen, piden mayor precaución para no interpretar precipitadamente las estaturas. La relación entre calidad de vida y estatura no es clara y evidente en todos los casos.

En ocasiones todo depende de cosas aparentemente triviales, como, por ejemplo, las vacas y los trenes. He aquí uno de los mayores misterios de la auxología: El país era grande, las posibilidades ilimitadas, los alimentos estaban disponibles en abundancia y las enfermedades graves escaseaban.

Sin embargo, entonces sucedió algo extraño. Mientras en Europa, desde hace doscientos años, han estado aumentando continuamente las estaturas medias, los estadounidenses en un momento dado simplemente dejaron de crecer. En la época de la Primera Guerra Mundial la diferencia era todavía de cinco centímetros, pero a mediados del siglo XX los europeos superaban en altura a los estadounidenses.

John Komlos y Richard Steckel han comprobado numerosas posibilidades y han refutado la mayoría de ellas. La teoría favorita es actualmente la que atribuye el estancamiento de los estadounidenses a las siguientes causas: La pena es que todo esto no se puede demostrar. Parece como si todas las capas sociales de Estados Unidos, ricos y pobres, negros y blancos, cultos e incultos, hubieran dejado de crecer hace algunas décadas. Incluso en este caso se plantea la duda de si ésa es una buena vida.

Cada año, aproximadamente dos semanas después de Navidad, las iglesias cristianas celebran la festividad de los Reyes Magos. Sin embargo, estas tres suposiciones son mucho menos cuestionables que la explicación astronómica de la estrella de Belén. Por desgracia, la información al respecto es muy inexacta.

De acuerdo con san Lucas y san Matías, el acontecimiento tuvo lugar durante el reinado de Herodes que, al oír la noticia del nacimiento del nuevo rey, mandó asesinar a todos los recién nacidos de la región de Belén para quitarse de encima a la competencia. Sin embargo, Herodes murió poco antes del inicio del sistema cronológico actual que fue introducido a posteriori , por lo que nuestro calendario resulta algo inexacto para este propósito.

Durante mucho tiempo se dio por sentado que Flavio Josefo se refería al eclipse lunar del mes de marzo del año 4 a. Sin embargo, entre éste y la Pascua judía transcurrieron tan sólo cuatro semanas durante las cuales tuvieron lugar numerosos acontecimientos históricamente probados y que requieren tanto tiempo como ejecuciones, sublevaciones o las larguísimas exequias de Herodes.

Por motivos que se desconocen, las copias del informe Flavio anteriores a huyen una fecha distinta para la muerte de Herodes: Por desgracia, hasta hace unos siglos la reproducción de documentos era bastante susceptible a error; de esa labor se encargaban los monjes, que debían copiar laboriosamente los documentos originales, pues en la Edad Media, y por motivos religiosos, a éstos les estaba prohibido el uso de fotocopiadoras.

Tal vez hace quinientos años un monje cansado que trabajaba a la luz de una vela confundiera la fecha. Esencialmente, existen tan sólo dos acontecimientos históricos que podrían haber motivado esa peregrinación masiva. Por un lado, y por motivos impositivos, todo ciudadano debía visitar su lugar de nacimiento cada veinte años, una exigencia a todas luces exagerada si la consideramos desde un prisma moderno. Uno de esos registros fiscales tuvo lugar en el año 8 a.

Por otro lado, en el otoño del año 3 a. Tanto eso como el registro fiscal justificarían un regreso a la propia ciudad de nacimiento. Si aceptamos el año 1 a. Las estrellas eran objeto de observación y cartografía, se estudiaban sus órbitas, se buscaban regularidades y todo ello servía para predecir el futuro.

Durante la época de Augusto la astrología era ciertamente popular, pero eso excluía a los judíos, que la consideraban una blasfemia. Así pues, no resulta tan sorprendente que a nadie en Israel se le ocurriera relacionar un fenómeno celeste con el nacimiento de un nuevo rey. Algunos candidatos, largo tiempo discutidos, parecían muy apropiados, pero nuevos descubrimientos los han descartado casi por completo.

El Halley aparece regularmente cada setenta y cinco años, por lo que es de suponer que lo hizo en el año 12 a. A pesar de este percance, no tenemos motivos para compadecer al Halley, que se ha acabado haciendo igualmente famoso. Teóricamente, cabría considerar también otros cometas que los atentos astrónomos chinos de la época se encargaron de documentar en el año 4 o tal vez incluso en el año 5 a. Sin embargo, se dan dos problemas: Los cometas se distinguen perfectamente de las estrellas en el firmamento, pues se mueven de otra forma y a menudo dejan una estela a su paso, dos diferencias que por aquel entonces se conocían desde hacía ya tiempo.

Actualmente, los fenómenos de ese tipo se observan regularmente con grandes telescopios y responden o bien a la agonía de una estrella especialmente grande o a la explosión de una estrella que ya ha muerto. Hoy en día, y sabiendo eso, a nadie se le ocurriría la idea de que una supernova pudiera ser un presagio de fortuna y gloria, pero en tiempos de Augusto no se sabía nada de los golpes del destino que rigen la vida de las estrellas. En cualquier caso, el efecto es impresionante: Johannes Kepler, que en el año fue testigo de una de esas supernovas, fue el primero en relacionar la estrella de Belén con un fenómeno de esa naturaleza.

En cualquier caso, es extraño que a los grandes astrónomos chinos de la época en cuestión no se les ocurriera también algo parecido. En la época en cuestión se produjeron diversas alineaciones planetarias singulares. Ése es, teóricamente, otro fenómeno que debemos considerar. Sin embargo, la sucesión de fenómenos que tuvieron lugar entre los años 3 y 2 a. En mayo del año 3 a. A continuación, Saturno siguió su órbita y en junio se encontró con Venus. Tampoco en esa ocasión se podía acusar al cielo de expresarse de forma equívoca.

Fue el historiador y meteorólogo Ernest L. Martin quien, en , presentó esos dos espectaculares años de fenómenos planetarios constantes como explicación astronómica de la estrella de Belén. Sin embargo, para ello sería necesario que Herodes no hubiera muerto ya en el año 4 a.

Molnar se dedica en su tiempo libre a coleccionar monedas antiguas. Analizando monedas romanas, llegó a la conclusión de que era un error dar por supuesto que la constelación de Piscis representaba a los judíos.

En cambio, aseguró que existen pruebas que establecen un fuerte vínculo simbólico entre el judaísmo y la constelación de Aries. En abril del año 6 a. O, tal como dijo su colega Brad Schaefer: La teoría de Molnar ilustra el problema principal de las indagaciones sobre la estrella de Navidad: El resultado final es una especie de astrología del absurdo, que no sirve para predecir el futuro sino para aclarar el pasado.

Como suele suceder con la mayoría de enigmas antiguos, es muy probable que la historia de la estrella de Belén no llegue a aclararse nunca. Por otro lado, la astronomía reciente ha realizado progresos importantes al respecto, por ejemplo descartando la teoría de la supernova o estableciendo la fecha exacta de la aparición del corneta Halley.

Sin embargo, hay algo que conviene no perder de vista: De hecho, podría muy bien ser que un perro volador con un farolillo de papel en la boca hubiera inducido a los sabios a error.

Por un lado es sorprendente que no se sepa desde hace tiempo todo lo relativo a cuestiones tan elementales y comparativamente tan agradables de investigar como la eyaculación femenina y la zona de Gräfenberg alias punto G. Por otro lado, la literatura médica no descubrió el clítoris hasta el siglo XVI, o sea, unos cien millones de años después de su introducción en el mercado.

Poco después, la eyaculación femenina se convirtió en un tema pasado de moda, al menos en la literatura médica, y durante algunas décadas se consideró como un mito acuñado por las ensoñaciones masculinas. En general, después de un breve florecimiento durante las décadas de y , la sexología ha avanzado con paso lento, lo cual podría deberse, entre otras cosas, a que, cuando en las universidades se ha pretendido investigar el orgasmo, siempre se han alzado voces airadas, tanto en Estados Unidos como en Europa.

De todos modos, el contribuyente siempre ha sospechado que en la universidad se investiga mucho sobre orgasmos y se trabaja poco. Desde hace pocos años se considera en cierto modo indiscutible la existencia de la eyaculación femenina, pero los detalles siguen sin estar claros.

Por el contrario, en el caso de los hombres se sabe con exactitud cómo, por qué y mediante qué órganos se produce una eyaculación. El anatomista holandés Regnier de Graaf fue uno de los primeros que se dedicaron a investigar la cuestión de los órganos implicados. Citaba al anatomista griego Herófilo de Calcedonia a. En , el ginecólogo holandés Theodoor Hendrik van de Velde en su libro Het volkomen huwelijk 9 , que fue un éxito de ventas, habló detalladamente de la posible existencia de una eyaculación femenina.

Desde entonces, rara vez se ha visto tanta franqueza en los textos sexológicos. No es cuestión de pensar en una función como lubricante, ya que el fluido no se segregaría hasta producirse el orgasmo.

En apareció este artículo de Gräfenberg reelaborado como capítulo de un libro de sexología. En un primer momento el artículo de Gräfenberg fue ampliamente ignorado. Desde un punto de vista científico esto no era jugar limpio, pero muchas mujeres pudieron estar agradecidas a Kinsey: Después de Kinsey, durante veinticinco años no hubo muchas novedades, salvo una o dos tímidas menciones del tema en la literatura especializada.

Hubo que esperar hasta finales de la década de para que la eyaculación femenina fuera redescubierta en el contexto del movimiento feminista, y en los diez años siguientes fuera incluida en algunos estudios y encuestas. Por primera vez se abrió un amplio debate sobre la zona de Gräfenberg en círculos especializados. Desde la década de , el discutido fenómeno de la eyaculación femenina se investigó ocasionalmente en condiciones de laboratorio.

En cambio, las concentraciones de urea y creatinina, que son importantes componentes de la orina, eran bajas en la mayoría de los casos. Un experimento privado, hasta ahora no reproducido, de una alumna del investigador canadiense Edwin Belzer dio como resultado que el fluido eyaculado no presentaba influencia alguna de un medicamento que tiñe la orina de un intenso color azul.

En este subgrupo del 65,9 por ciento había un 82,3 por ciento que habían experimentado la eyaculación femenina. En un experimento realizado en , por el sexólogo Gary Schubach se puso de manifiesto que las personas que tuvieron una eyaculación y cuya vejiga había sido vaciada antes con un catéter, produjeron durante el orgasmo entre 50 y mililitros de fluido.

Este fluido se extrajo asimismo mediante un catéter especial para la vejiga, con el fin de asegurar que provenía sólo de ésta. El contenido de urea y creatinina que se halló en este fluido era claramente inferior al que suele hallarse en la orina. Sin embargo, no se explicaba en esta investigación la causa de que en una vejiga recién vaciada se acumulara tanto líquido con unas características tan inusuales para la orina.

La prudente conclusión de Schubach fue que la excitación sexual influía en la producción de fluido dentro de la vejiga. Es poco lo que ha quedado realmente claro. En todo caso, ahora ya no se discute que, no sólo en algunas mujeres, sino en todas, existe en torno a la uretra femenina un tejido glandular que, tanto en su estructura como en su función, se parece a la próstata masculina y cuyos conductos desembocan en parte dentro de la uretra, y en parte a la salida de ésta.

No hay razón para pensar que en las mujeres vaya a suceder de otra manera. Quedan libres 22 puntos entre la B y la Z, por lo que hay un campo muy amplio para los investigadores que quieran hacerse famosos. Otro dato interesante es que en la literatura especializada del siglo XX, en la medida en que se basa en encuestas realizadas a mujeres, como por ejemplo el superventas de Shere Hite titulado El informe Hite , para el que se preguntó a apenas mujeres sobre sus experiencias sexuales, la eyaculación femenina no parece desempeñar papel alguno.

En cambio, si actualmente alguien plantea una pregunta al respecto en los foros de Internet o en las listas de correo, son numerosas las mujeres que toman la palabra inmediatamente para mostrar que conocen el fenómeno y tienen opinión propia al respecto.

Mientras la eyaculación femenina no existía oficialmente, lo que sucedía era que o bien no se mencionaba, o no se consideraba digna de mención, o se silenciaba por vergüenza a causa de la teoría que la relacionaba con la incontinencia urinaria. Así es como la ciencia, en ocasiones, hace que crezcan nuevos órganos. La respuesta suele ser la siguiente: Aquí es donde surge la pregunta: Comencemos por los hechos conocidos: Aparecen en el follaje unos colores especialmente luminosos cuando hace frío y brilla el sol al mismo tiempo, por ejemplo a la mañana después de una noche despejada.

En consecuencia, se supuso que los antocianos protegen las hojas contra la luz y el frío. A mediados del siglo XX se descubrió que también los rayos ultravioleta reactivan la producción de antocianos. Actualmente se sospecha que los antocianos protegen las plantas contra los daños que produce la luz ultravioleta. La fotosíntesis, por ejemplo, alcanza su mejor nivel cuando hay una claridad homogénea y el aparato fotosintetizador puede adaptarse exactamente a esas condiciones de luz.

Para investigar sí esta función favorece también a las hojas de plantas vivas, Kevin Gould y sus discípulos picaron unos agujeros en hojas rojas y verdes de una planta neozelandesa. Puede que los antocianos se encarguen de desmontar y almacenar el complejo laboratorio de la fotosíntesis. Otro modelo explicativo es el que propuso el biólogo estadounidense Frank Frey, quien en regó unas semillas de lechuga con extractos de hojas amarillas, verdes y rojas: Se sabe que los avellanos, los castaños, los manzanos y los pinos eliminan la competencia con unas técnicas igualmente innobles.

A partir de una idea del teórico de la evolución William D. Por ahora, la hipótesis de las señales se basa en reflexiones puramente teóricas, y en su contra se puede alegar una relación existente entre la concentración de antocianos y la de determinados anticuerpos, que ha demostrado el biólogo Martin Schaefer. La psicóloga Linda Chalker-Scott desarrolló la teoría de que los antocianos sirven como protección contra las heladas: Pero, también se podría pensar que los antocianos frenan el crecimiento de ciertos hongos.

No nos bañamos pues era bastante tarde y ya nos habíamos mojado a mediodía en el barco. A medio Km hay un playita local de arena negra El Muelle. Desayunamos en la cafetería del apartamento y nos vamos al teleférico del Teide. El horario es de Nosotros llegamos sobre las 11 horas. No te ahorras dinero, pero, en teoría, si lo haces, tienes que elegir el tramo horario en el que vas a subir hay tres: También te dice las plazas libres que quedan cada día en cada turno.

Pues bien, como en la cola me dio tiempo a enredar todo lo que quise, me acerqué a las taquillas y vi que había dos accesos: Había una chica protestando que había comprado las entradas por internet, porque no había nadie que le franqueara la entrada, y salió un empleado de las taquillas para decirle que no había personal suficiente ese día o algo así y que tenía que hacer la cola como todo el mundo.

La chica le dijo que se le iba a pasar el tramo horario para el que había reservado la subida y le dijeron que daba igual, que la admitirían de todas formas. Así que, si queréis reservar las entradas por internet, hacedlo, pero no creo que valga para nada. Bueno, pues justo después de las taquillas, una vez que pagamos, cuando ya creíamos que se había acabado la cola, continuamos por un pasillo hasta una sala de espera… llena de personas esperando.

Desde el final de esta sala, por fin, se accede al teleférico. El teleférico consta de dos cabinas ambas suben y bajan por cables distintos. El recorrido es de siete minutos, y la frecuencia de paso es de 11 minutos por cabina alternativamente: En cada cabina meten a unas 30 personas. Casi todos van de pie. Al subir, es buena la vista tanto de los llanos como de la falda de la montaña.

Al bajar, es mejor mirar hacia abajo, dejando el Teide a la espalda. El recorrido del teleférico, al contrario que otros como el de El Tirol , discurre muy abajo, como gateando la montaña, y no impresiona demasiado. Desde aquí, podéis hacer senderismo. En cuanto empezamos a subir por una de las dos rutas se nota la falta de oxígeno.

Lo dejamos pronto, ya que no somos nosotros muy escaladores. Hoy también había una fina neblina que difuminaba un poco los Llanos de Ucanca y los Roques de García, pero, en general, bastante bien.

Para bajar, la cola es mínima, y entramos en la primera cabina. Nos marchamos sobre las 14 horas. El domingo es un día de mucha afluencia, como en cualquier lugar de España, y el jueves es el día de los autobuses de las excursiones, el día que fuimos nosotros. Ahora nos encaminamos hacia una playa del sur, turística, con muchos extranjeros, Los Cristianos.

Salimos de Las Cañadas del Teide por Vilaflor, al sur el mismo recorrido pero a la inversa que hicimos el día que llegamos a Tenerife. Paramos a comer en el asador del que hablamos el primer día, el Rincón de Chasna, unos dos kilómetros al sur del pueblo y en la misma carretera. Pedimos cosas típicas de allí, como morcilla dulce frita, gofio, dos parrilladas de carne asada, papas arrugadas con mojo picón, un plato de garbanzos y salchichas y chistorra frescas a la brasa.

Éramos seis y, con ensalada, cervezas y café, pagamos 90 euros. Nos tuvimos que llevar envuelta una parrillada casi entera, ya que no fuimos capaces de comérnoslo todo. Bien comidos y bebidos nos fuimos a la playa de Los Cristianos. Esta playa se parece mucho en cuanto a la parafernalia que la rodea a las de Benidorm, Torremolinos, etc, con calles en la misma playa y paralelas a ella, llenas de tiendas y restaurante para turistas.

Nada parecido a las playas del norte o el este de la isla. Es una playa muy grande, de arena ni blanca ni negra, con oleaje suave y poco profunda. Tiene todo tipo de servicios. Esta vez me niego a atravesar de nuevo Las Cañadas del Teide y rodeamos la isla por el este, todo por autopista. Tardamos una hora y cuarto. Y aquí acaba el viaje por Tenerife cuatro días completitos, aunque seguro que nos quedamos cosas por ver. Ahora toca hacer el equipaje, ya que mañana volaremos hacia la otra isla, Lanzarote.

Desayunamos en la cafetería del apartamento y salimos hacia el aeropuerto de Tenerife Norte. Nuestro vuelo sale a las Tiene dos plantas y es bastante pequeño. En ambas hay controles de seguridad hacia el centro, antes de las puertas de embarque, lógicamente. Entrego las llaves, me preguntan si había dejado el coche en sus aparcamientos y si lo había dejado vacío o con gasolina. Pasamos los controles de seguridad de la planta baja demasiado pronto 90 minutos antes de la hora de salida ; menos mal que te permiten subir a la planta de arriba, donde hay algunas tiendas eso sí, sales por dentro del control de seguridad de dicha planta, de forma que no puedas escapar.

De cualquier forma, no es como Barajas, que tiene todo un centro comercial después del control de seguridad para entretenerte. El avión sale puntual. En el vuelo hay alguna turbulencia, pero soportable. El vuelo a Lanzarote dura 50 minutos. Hay otra compañía interinsular, Islas, pero no puede reservar con ella porque parecía que sólo te permitía reservar si eras residente los residentes tienen un precio especial para todo en las islas , y ni siquiera puede comparar el precio con Binter.

Este me lo dan casi en reserva la verdad es que tenía casi un cuarto , por lo que no me cobran suplemento. Me dicen que intente entregarlo vacío. Después de repartir un poco el equipaje nos vamos hacia Puerto del Carmen a 2 kms a comprar lo necesario para sobrevivir estos cuatro días a un supermercado ya localizado por internet Maxcoop.

Pero ahí compramos poco, ya que es bastante caro, y como hay un SPAR cerca, pues compramos la mayoría ahí. Después de comer en el apartamento, nos fuimos hacia Playa Grande, la playa principal de Puerto del Carmen, bastante grande, de arena ni blanca ni negra, bastante profunda y oleaje suave. Hay muchas tumbonas, y a la hora que nosotros llegamos las Por el largo paseo marítimo, donde hay una fila de aparcamientos bastante completita nosotros tuvimos suerte y encontramos un hueco , hay multitud de tiendas para turistas.

Compramos cartones de tabaco a mitad de precio y nos volvimos al apartamento sobre las Hoy nos vamos de playa. En Lanzarote lo que no faltan precisamente son las playas, pero, como habréis leído, muchas de ellas no son aconsejables para el baño debido al fuerte viento y oleaje mejor para el surf. Poco después de dejar la rotonda llegamos a una caseta. Aquí hay un señor que nos cobra el acceso a las playas, tres euros por vehículo. A partir de aquí empezamos a ver señalizaciones para las cinco playas, así que no hay pérdida.

Unos 2 kms después de la entrada, queda a la derecha la playa de las Mujeres, de la que luego hablaré un poquito. La playa de Papagayo tiene un aparcamiento de tierra, desde donde podemos divisarla desde arriba. Hay que bajar andando unos mts hasta llegar al pequeño semicírculo entre paredes rocosas que conforma la playa. Nosotros llegamos a las Todo el suelo bajo el agua son enormes piedras y digo enormes.

Lo bueno es que el agua es cristalina y ves perfectamente el fondo algo muy importante para no caerte entre las piedras. También hay muchos pececillos de diferentes colores. Hay un par de chiringuitos a la altura del aparcamiento, es decir, que hay que subir una buena cuesta. Eso sí, se compraron dos polos de hielo: En la parte opuesta a nuestro asentamiento la parte norte de la playa hay unas pequeñas grutas bajo la pared del pequeño acantilados nada interesantes por cierto , pero a mí se me ocurrió ir a verlas con mis hijos.

Sólo puedes llegar nadando o por la orilla andando por encima de enormes peñascos resbaladizos. Pero las rocas son tan resbaladizas que tardamos una eternidad en llegar ni chanclas de goma ni nada. Yo entré en una, que, como os digo, no era nada del otro mundo, sólo un agujero pequeño, pero al salir, no se me ocurrió otra cosa que dar un pequeño saltito, y el resbalón fue tal que acabé sentado contra una pierna que me rocé contra la roca por un montón de sitios.

Allí ya me eché a flotar y atravesé por el agua toda la playa hasta nuestras toallas. Las heridas no fueron para tanto, sólo fueron varias heridas superficiales. Nos fuimos cerca de las Sólo íbamos a parar para verla, pero cuando la vimos, también con aguas cristalinas y toda entera de arena blanca por fuera y por dentro del agua, no pudimos resistirnos a estar otra hora de baño.

Todas estas playas de Punta Papagayo son muy naturales, de hecho, algunas son nudistas como Puerto Muelas o se permite el nudismo, como playa del Pozo. Por fin, a las Después de tomar unas cervezas, nos fuimos al apartamento, al que llegamos sobre las Después de descansar un poco y bañarnos en la piscina privada de nuestro apartamento nos fuimos a cenar una barbacoa a casa de unos amigos que viven en la isla. Aunque, en el itinerario preparado desde casa, teníamos la visita a Teguise antigua capital de la isla programada para el final del día, y, como hoy es domingo y sólo los domingos montan un mercadillo famoso en toda la zona , decidimos empezar la visita por aquí.

Claro, que llegamos a las 9: Desde aquí nos vamos al Jardín de Cactus, primera de las obras que visitaremos de César Manrique, que digamos fue el constructor de la parte turística de la isla de Lanzarote en el siglo XX.

Los bonos pueden comprarse en cualquiera de las atracciones, pero debéis hacerlo en la primera, ya que, si no, no sería rentable. Que cada uno haga lo que mejor le parezca. Nosotros fuimos pagando individualmente, ya que el ahorro es pequeño, pero, al final, salimos perdiendo, porque lo vimos todo.

Bien, pues el Jardín de Cactus abre a las Es un espacio abierto, circular, llenos de cactus muy bien colocados de todos los continentes. Los hay espectaculares, tanto en tamaño como en belleza.

Por encima de éste, y subiendo desde su interior por una escalera de madera, podéis subir a un mirador, desde donde pueden verse las extensas plantaciones de chumberas. Subiendo unas escaleras desde aquí podéis entrar en un molino, aunque no hay nada reseñable que ver dentro. Estuvimos en total unos tres cuartos de hora. Nosotros hicimos tres rutas: Sólo es visitable un kilómetro la Cueva de los Verdes , y es una visita guiada en español e inglés, y dura aproximadamente minutos.

Empezamos descendiendo unas rampas a derecha e izquierda y la temperatura en el interior es de unos 20 grados. Los grupos son de unas personas. Al salir de la Cueva de los Verdes nos vamos a los Jameos del Agua, a un kilómetro de distancia en dirección al mar. Hay un amplio aparcamiento cuesta abajo. La entrada es por abajo, y la salida, por arriba. Así, al entrar, descendimos por una escalera creada sobre la piedra derrumbada. Al final de la escalera han construido un restaurante.

Luego viene el lago, que conserva su techo original de bóveda de cañón. En él viven los famosos cangrejos ciegos albinos. Ni tienen ojos ni pigmentación en su exoesqueleto, ya que no les llega la luz del sol. Son blancos y muy pequeños 1 cm y puntean todo el fondo del lago. El aparcamiento es semicircular, y hay senderos alrededor del aparcamiento desde donde puede verse la Isla de la Graciosa.

Me parece muy descarado que sigan cobrando la entrada cuando las condiciones climatológicas no permiten ver la isla, y lo peor es que, como entres directamente al mirador donde hay una cafetería o restaurante y pagues la entrada, sin mirar antes por ambos lados a la pequeña isla de enfrente, nos sabes lo que te vas a encontrar, y no te van a devolver el precio de la entrada, aunque luego no puedas ver la isla.

Desde aquí nos marchamos a Órzola, un pueblecito en la punta noreste de la isla, desde donde se toman los ferrys para ir a La Graciosa. Nosotros no teníamos tiempo, ya que esa excursión es por lo menos de medio día. Al norte de Órzola hay una playa de mar brava, dicen, para surfistas, la playa de la Cantería.

Pero había mucha gente. Allí van con sombrillas, mesitas de camping y neveras. Suelen frecuentarlos la gente de los alrededores con sus familias los fines de semana. Estuvimos sobre una hora. Si desde Haría vais hacia Teguise es cuando tendréis la oportunidad de contemplar bien el valle. Después de subir una gran montaña por numerosas curvas cerradas Lanzarote es llana y recta, menos esta parte. En lo alto de la subida tenéis un mirador a la izquierda.

No dejéis de pararos allí un momento. La vista es impresionante. Las localidades de Lanzarote son todas bajas, viviendas unifamiliares blancas, con una sola planta alta, como mucho. Son pueblos blancos en medio del desierto, con palmeras como oasis. No en vano, estamos a kms de El Sahara. Ahora, a recuperarnos, que mañana vamos a las Montañas de Fuego del Timanfaya.

Va parando de vez en cuando para que hagamos fotos. Después de unos minutos volvemos al punto de partida, donde hay un restaurante y varias atracciones a su alrededor que debéis ver por vuestra cuenta. Desde aquí nos vamos hacia el pueblo de El Golfo, hacia el oeste, pero a unos dos kilómetros nos detenemos en una explanada a la derecha donde hay cerca de camellos esperando ser montados para dar un paseo por el parque montados en su lomo. Aparcamos el coche y me acerco a preguntar a un camellero por el precio y la duración del paseo, ya que allí no hay ninguna caseta donde comprar los billetes.

Mis hijos quieren montarse y, aunque no estaba previsto, pensamos que media hora no nos estropearía demasiado el itinerario. Los camellos tienen acoplados a su lomo dos sillas con cinturón para llevar a los pasajeros, una a cada lado.

Si alguno de los dos tiene una gran diferencia de peso, la compensan con un saco lleno de tierra. Van en grupos de siete camellos unidos por una cadena, y dirigidos por un camellero que se hace todo el recorrido a pie. Ahora sí que seguimos hacia El Golfo, a ver el Charco de los Clicos.

Este pequeño lago se ha formado por filtración del agua salada de la playa de El Golfo. Dicen que se llama así porque había muchos clicos, unos mariscos comestibles muy apreciados en la gastronomía de la isla. Supongo que ya no hay. Por aquí, llegaréis a la playa de El Golfo y podréis llegar a pie hasta la misma orilla del lago.

Desde ahí, subiendo un poquito por un sendero construido en una montaña unos 70 mts , podréis contemplar la mejor imagen del lago: Los Hervideros es un pequeño acantilado con grutas donde rompen las olas con violencia. Cerca del borde, entre las rocas de lava de la superficie, han hecho un laberinto de caminitos por donde asomarse a huecos por los que puede verse el mar romper contra las paredes.

Seguimos la carretera, y apenas a dos kilómetros, empiezan a verse las salinas. Son 45 Has de parcelas rectangulares de piedra donde puede verse la desalinización del agua en diferentes fases mientras ésta se va evaporando: Es una imagen bastante interesante.

Desde aquí seguimos hacia la localidad de Playa Blanca distinta a la del itinerario previsto, ya que Playa Grande ya la habíamos visto , que tiene su propia playa de arena blanca. El agua estaba bastante fría y el oleaje era suave. Nuestro vuelo con Ryanair sale a las El coche hay que dejarlo en un lugar distinto al de la recogida, concretamente en la T1, en la zona de Llegadas.

Nosotros dejamos el coche en una plaza de Cicar con el DVD audioguía que nos habían prestado cuando lo regogimos, salimos del parking y cruzamos la calle que nos lleva a la terminal. Pero antes, al lado de la cola de facturación de equipajes de Ryanair, introdujimos nuestras maletas en los contenedores de prueba que tienen para ver si se ajustan a las medidas permitidas.

Algo habíamos comprado y parecía que habían engordado un poco. Todas entraron sin mayor problema. Ahora nos dirigimos a una cinta portaequipajes vacía a pesarlas.

Ahora sí nos dirigimos al control de seguridad. Una vez pasado el control vamos hacia las puertas de embarque. En este aeropuerto pequeñito sólo tiene 5 puertas de embarque no indicaron la puerta donde tienes que embarcar hasta el momento de la subida al avión. Nuestro avión iba a tope de pasajeros. En total, dos horas y cuarto de vuelo. Todo lo que te ofrecen en el avión es de pago en este vuelo, incluso la prensa.

Nos dejaron en la terminal 2 de Barajas. Tuvimos que esperar 20 minutos a que nos recogieran, aunque en el interior de la marquesina anunciaban una frecuencia de paso de 8 minutos. Para las recogidas de Llegamos al parking, entrego en la oficina el ticket y la reserva on-line, me lo validan con el mismo precio que me dieron en su día por internet y nos ponemos en marcha hacia nuestro dulce hogar hasta las próximas vacaciones.

Y esto es todo. Espero haber contribuido un poquito a disipar alguna de tantas dudas como nos asaltan antes de un viaje y algunas de las que hubierais llegado a tener en pleno viaje, como las tuve yo, por muy bien planificado que llevara el recorrido hecho desde casa.

Muchisimas gracias por tu mensaje, acabo de ver que ya has compartido tu exeriencia en este foro.

Estuvo durante varios días en un local de tres metros, junto con sus compañeros de suplicio, sufriendo el terrible tormento del hambre y de la sed.

Closed On:

Podría ser que fuera inminente un cambio de paradigma en la cuestión de Hawai, o podría ser que no.

Copyright © 2015 tendiris.ga

Powered By http://tendiris.ga/